Educación en Valores Sala de lectura Programa Educación en Valores OEI

Está en:
OEI - Programas - Educación en Valores - Sala de lectura

El pensamiento social y normativo del adolescente. Nociones acerca de la responsabilidad, las leyes, las sanciones y los roles sociales y políticos

Facultad de Filosofía, Cs. de la Educación y Humanidades. Universidad de Morón

Metodología y alcances

Dado que nuestra investigación se realizó en el marco de la cátedra de Filosofía de la Educación, correspondiente a los planes de estudio de las carreras de Ciencias de la Educación, Psicopedagogía y Filosofía, con participación de los alumnos cursantes y supervisión de los docentes de la cátedra, queremos destacar que fueron objetivos especiales de este trabajo:

Durante el año 98 entrevistamos a más de 300 sujetos adolescentes de ambos sexos, de 13 a 18 años, alumnos de escuelas secundarias de la zona oeste del conurbano bonaerense. Las entrevistas se realizaron en las escuelas en forma individual. Utilizamos, con pequeñas modificaciones, el procedimiento empleado por el equipo de la U. La Sapienza (usado precedentemente por Adelson y O’Neil). Dicho procedimiento consiste en proponer al sujeto una situación ficticia, solicitándole que, a partir de la misma, exprese su opinión acerca de una serie de aspectos que se relacionan con la vida comunitaria, tales como la organización del trabajo, la organización política, la existencia y función de las leyes, la participación de los jóvenes, etc.

Seguimos el modelo del método clínico piagetiano, utilizando un cuestionario semiestructurado, de modo de permitir una libre y espontánea expresión de las ideas por parte de los adolescentes entrevistados y, así, poder registrar sus argumentaciones y explorar las características de su pensamiento.

La situación hipotética propuesta fue la siguiente:

“Un grupo de personas, mujeres y niños, disconformes con el modo de vida que llevan en su país, deciden irse a una isla deshabitada para fundar una nueva comunidad. En la isla no hay demasiadas cosas: abundante vegetación, un pequeño grupo de cabras, algunos árboles frutales, suelos cultivables y amplias grutas. La isla está atravesada por un río”.

A continuación se formularon las siguientes preguntas:

1) ¿Cuáles te parece que serán los problemas a los que deberán enfrentarse estas personas cuando lleguen a la isla?
2)¿Cómo se dividirán las tareas estas personas?
3) ¿Los niños y los adolescentes tendrían que cumplir con algunas tareas? ¿En qué ocuparían el día?
4) Vos, por ejemplo ¿qué trabajo o actividad podrías hacer en la isla?
5) ¿Cómo se organizarían estas personas?
6) ¿Se necesitaría alguien que gobernara?
7) ¿Quién tomaría las decisiones?
8) ¿Sobre qué cosas habría que tomar decisiones?
9) ¿Los más jóvenes, vos por ejemplo, podrían expresar su opinión en esta organización social?
10) ¿Desde qué edad podrían hacerlo?
11) ¿Sobre qué asuntos o temas?
12) ¿Tendría que haber leyes en esta sociedad?
13) ¿Por qué?
14) ¿Cómo se debería actuar con los que violan o transgreden las leyes?
15) ¿Qué tipo de sanciones existirían?
16) ¿Desde qué edad correspondería aplicar estas sanciones?
17) ¿Podrían o deberían tenerse en cuenta atenuantes? ¿Cuáles, por ejemplo?
18) ¿Habría escuela en la isla?
19) ¿Qué se enseñaría en la escuela?
20) Para vos ¿por qué motivos o causas puede haber abandonado esta gente su propio país?

Hemos efectuado un análisis del contenido de las respuestas, procediendo a su categorización, de modo de lograr una síntesis de las respuestas obtenidas a los efectos de su procesamiento. Somos concientes de que esta categorización necesaria implica una limitación. En este sentido, deseamos señalar que, más allá del valor del análisis cuantitativo e interpretativo de las respuestas categorizadas (que es el que presentamos en este trabajo), el análisis cualitativo del discurso argumentativo de los adolescentes, más allá de los límites de una categorización (por fuerza siempre esquemática), merece un tratamiento detenido que hemos comenzado a realizar.

El “rango social” (clases Baja, Media y Alta) al que pertenecen los sujetos entrevistados, se establece mediante combinación de variables tales como la educación de los padres y su ocupación. Careciendo de otros datos como los del ingreso de los padres, tipo de vivienda, etc., para poder determinar con exactitud dicho rango, se establecen entonces rangos ad hoc basados en los datos aportados por los entrevistados, a saber: 1) Bajo: comprende el grupo familiar en el que la educación de los padres se limita a la escolaridad primaria completa o incompleta y, cuya ocupación (obrero, cuentapropista sin calificación, desempleado, jubilado, etc.) no cubre una canasta familiar establecida por el INDEC en 1300 $. 2) Medio: comprende el grupo familiar en el que la educación de los padres alcanza el nivel secundario y/o terciario cuya ocupación (cuentapropista calificado, empleado, docente, etc. cubre el costo de la mencionada canasta familiar. 3) Alto: comprende el grupo familiar en el que la educación de los padres es de nivel terciario y que, por su ocupación, supera el monto establecido para una canasta familiar. Los rangos (clases) se obtienen combinando cada una de esas variables para cada padre y luego realizando la recombinación de las mismas con el fin de obtener un rango único para el grupo familiar.

Sigue Boletín

Regresar Índice

Formulario de suscripción gratuita a las Novedades del Programa Educación en Valores

Programa Educación en Valores
Inicio Programa | Sala de lectura

Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Buscador | Mapa del sitio | Contactar
| Página inicial OEI |