Está en:
OEI - Cumbres y Conferencias Iberoamericanas - XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

XVI Cumbre Iberoamericana
de Jefes de Estado y de Gobierno

Montevideo, Uruguay, 3, 4 y 5 de noviembre de 2006

Comunicados especiales

Comunicado especial sobre Colombia en la XVI Cumbre Iberoamericana

Comunicado especial sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comerical y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba, incluida la aplicación de la llamada Ley Helms-burton.

Comunicado especial sobre la cooperación energética para el desarrollo sustentable

Comunicado sobre la ampliación del Canal de Panamá

Comunicado especial sobre género

Comunicado especial sobre la soberanía en las Islas Malvinas

Comunicado especial de la XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno contra la construcción de un muro en la frontera México-Estados Unidos

Comunicado especial sobre refugiados

Comunicado especial de apoyo a la lucha contra el terrorismo

Comunicado especial sobre Colombia en la XVI Cumbre Iberoamericana

Expresamos nuestro reconocimiento y apoyo a los esfuerzos que se realizan en Colombia para el establecimiento de la paz. Saludamos la desmovilización colectiva e individual que desde noviembre de 2003 han hecho cerca de 40.000 miembros de grupos armados ilegales, y acompañamos los esfuerzos que el país adelanta para reinsertarlos progresivamente a la vida constitucional a través de diferentes iniciativas, entre ellas, la denominada “Ley de Justicia y Paz”.

Manifestamos igualmente la importancia de que los procesos de concentración, desarme, desmovilización y reinserción, así como el de la verificación, se sigan implementando en el marco de respeto de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario y con el concurso de la comunidad internacional.

En este contexto, expresamos nuestro interés en mantener el apoyo a la Misión MAPP-OEA en el proceso de paz en Colombia, con el propósito de que pueda continuar desarrollando de manera integral su mandato e invitamos a los países miembros de la Conferencia Iberoamericana, en lo que corresponda, a estudiar la forma en que se pueda materializar dicho apoyo.

Comunicado especial sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comerical y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba, incluida la aplicación de la llamada Ley Helms-Burton.

Considerando las referencias al tema en cuestión en las declaraciones de anteriores Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica.

Reafirmamos una vez más que en la defensa del libre intercambio y de la práctica transparente del comercio internacional, resulta inaceptable la aplicación de medidas coercitivas unilaterales que afectan el bienestar de los pueblos y obstruyen los procesos de integración.

Reiteramos el más enérgico rechazo a la aplicación de leyes y medidas contrarias al Derecho Internacional como la Ley Helms-Burton y exhortamos al Gobierno de los Estados Unidos de América a que ponga fin a su aplicación.

Pedimos al Gobierno de los Estados Unidos de América que cumpla con lo dispuesto en 14 sucesivas resoluciones aprobadas en la Asamblea General de las Naciones Unidas y ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba.

Solicitamos en particular al Gobierno de los Estados Unidos, que con carácter inmediato detenga la aplicación de las medidas adoptadas en el curso de los tres últimos años con el objetivo de fortalecer y profundizar el impacto de su política de bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba.

Comunicado especial sobre la cooperación energética para el desarrollo sustentable

Reiteramos nuestro compromiso de lograr sociedades justas, solidarias e inclusivas, y garantizar el desarrollo sustentable de nuestros pueblos. En ese contexto, reconocemos que el diálogo Iberoamericano nos brinda una valiosa oportunidad para abordar los temas de las asimetrías económicas presentes en nuestra región, mediante un enfoque de complementariedad, para profundizar los procesos de cooperación e integración económica de nuestros países. En ese sentido destacamos la puesta en marcha de importantes iniciativas en materia de cooperación e integración energética de los países iberoamericanos.

Conscientes igualmente de la necesidad de asegurar la justa valorización de los recursos energéticos, manifestamos nuestra voluntad de avanzar en la cooperación energética entre nuestros países, con el fin de impulsar solidariamente el desarrollo socioeconómico de los pueblos, respetando el derecho soberano de cada país de establecer las condiciones de explotación de los recursos energéticos no renovables y agotables, así como los compromisos internacionales en un marco de seguridad jurídica.

Comunicado sobre la ampliación del Canal de Panamá

Reconocemos la eficiente operación y administración del Canal de Panamá alcanzadas bajo la jurisdicción y control panameños y expresamos nuestro decidido apoyo a su proyecto de construir un tercer juego de esclusas que aumentará la capacidad del Canal como el más valioso recurso de la nación panameña para impulsar el desarrollo de su país y para fortalecer el comercio y las comunicaciones mundiales.

Felicitamos al Gobierno y pueblo de Panamá por la exitosa celebración del Referendo Nacional que aprobó, por inmensa mayoría, la propuesta de ampliar el Canal de Panamá. Esto constituye un claro y categórico mensaje del pueblo panameño a la comunidad internacional sobre su compromiso de continuar prestando un servicio de transporte interoceánico más eficiente, seguro e ininterrumpido, conforme a su interés nacional y la demanda de los usuarios.

Recordamos que enseguida de recuperar el Canal, Panamá fue sede de la X Conferencia Iberoamericana y expresamos nuestra confianza en que la ampliación de esta vía acuática será una importante contribución para el desarrollo iberoamericano, al facilitar el transporte y el comercio entre los países de esta comunidad y el resto del mundo.

Comunicado especial sobre género

Somos conscientes de que la participación efectiva de hombres y mujeres constituye un factor indispensable a la hora de consolidar sociedades democráticas, representativas, participativas e inclusivas.

Reafirmamos nuestro compromiso para lograr una equidad real entre hombres y mujeres, y nos comprometemos a integrar de manera prioritaria en la agenda iberoamericana la promoción de políticas de igualdad efectiva para lograr el incremento de poder y la participación política, económica y social de todas las mujeres, la prevención, la sanción y la erradicación de cualquier forma de violencia de género, y la protección eficaz de todo tipo de derechos.

Igualmente, nos comprometemos a promover la incorporación efectiva de la equidad de género en todos los programas y proyectos de cooperación internacional, y a apoyar iniciativas gubernamentales y de la sociedad civil orientadas a la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.

Comunicado especial sobre la soberanía en las Islas Malvinas

Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos, reunidos en Montevideo, República Oriental del Uruguay, en ocasión de la XVI Cumbre Iberoamericana, reafirmamos la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden, a la brevedad posible, las negociaciones tendientes a encontrar una pronta solución a la disputa de soberanía referida a la Cuestión de las Islas Malvinas, de conformidad con las Resoluciones de las Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos y las disposiciones y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo el principio de integridad territorial.

Comunicado especial de la XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno contra la construcción de un muro en la frontera México-Estados Unidos

Convencidos de que la cooperación y el diálogo deben prevalecer para encontrar soluciones justas y equilibradas al fenómeno de la migración internacional, los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos consideramos que la construcción de muros es una práctica incompatible con las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados.

Consideramos que la construcción de muros no detiene la migración indocumentada, el tráfico de migrantes ni la trata de personas, incita a la discriminación y la xenofobia y favorece la aparición de grupos de traficantes que ponen en mayor peligro a las personas.

Nos hemos comprometido en esta Cumbre a situar la persona del migrante en el centro de los programas y proyectos migratorios, garantizando que las políticas migratorias de cada Estado respeten plenamente los derechos humanos de todos los migrantes. Asimismo, reconocemos que los migrantes enriquecen la diversidad cultural y mejoran el desempeño económico y social de las sociedades receptoras.

Manifestamos nuestra profunda preocupación por la decisión adoptada por el Gobierno de los Estados Unidos de América para la construcción de un muro en su frontera con México, toda vez que constituye una medida unilateral contraria al espíritu de entendimiento que debe caracterizar la atención de los problemas comunes entre países vecinos y afecta la cooperación en el Hemisferio.

Exhortamos a las autoridades de dicho país a que desarrollen medidas tendientes a la regularización de trabajadores procedentes de otros países y a que pongan en marcha programas de trabajadores temporales que aseguren el pleno respeto de sus derechos humanos y laborales.

Los Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos hacemos un firme llamado al Gobierno de los Estados Unidos de América para que reconsidere la construcción de un muro divisorio en América.

Comunicado especial sobre refugiados

Conscientes de las diferencias existentes entre el status de migrantes y de refugiados, y de la imperiosa necesidad de contribuir a generar un ambiente en el cual las personas puedan recibir la protección y las garantías que merecen, los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos consideramos que las medidas adoptadas para el ordenamiento de los flujos migratorios no deben limitar el acceso de los refugiados a la protección internacional. Asimismo entendemos que las necesidades y derechos específicos de éstos, deben ser reconocidos y garantizados.

Comunicado especial de apoyo a la lucha contra el terrorismo

Reiteramos nuestra total condena de todo acto de terrorismo como acto criminal e injustificable y reafirmamos nuestro compromiso de combatir el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, con estricto apego al Derecho Internacional, a las normas internacionales de protección de los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario para lo cual, entre otras acciones, reforzaremos siempre que sea necesario, nuestras legislaciones nacionales y promoveremos una cooperación internacional activa y eficaz para prevenir, reprimir y eliminar toda manifestación de este flagelo. Asimismo, nos comprometemos a tomar medidas para prevenir y eliminar el financiamiento y la preparación de cualquier acto terrorista y a negarle refugio a los instigadores, financiadores, autores, promotores o participantes en actividades terroristas, de conformidad con el marco jurídico internacional, incluyendo las convenciones internacionales respectivas y las resoluciones relevantes de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Nos felicitamos de la reciente adopción por la Asamblea General de La Estrategia Mundial de las Naciones Unidas contra el terrorismo, que dota de coherencia y da un nuevo impulso a las medidas que se han tomado en los últimos años para mejorar nuestra capacidad colectiva e individual para combatir el terrorismo y reafirmamos nuestro firme compromiso de aplicar todos los principios recogidos en la estrategia y desarrollar todas las medidas que se contemplan en la misma. Al situar la lucha contra el terrorismo en el centro de sus preocupaciones, la Estrategia potencia la capacidad de las Naciones Unidas para desempeñar el papel que le corresponde como motor y facilitador de una respuesta internacional concertada al terrorismo.

Reafirmamos la necesidad de evitar la impunidad para aquellos que cometen actos de terrorismo e instamos a todos los Estados a que, de conformidad con lo establecido en el Derecho Internacional, cooperen plenamente en la lucha contra el terrorismo, especialmente con aquellos en cuyo territorio o contra cuyos ciudadanos se cometan actos de terrorismo, a fin de encontrar, capturar y negar refugio seguro y someter a la justicia, sobre la base del principio del enjuiciamiento o la extradición, y su propia legislación nacional, a quien apoye o facilite la financiación, planificación, preparación o comisión de actos de terrorismo o la provisión de refugio seguro o participe o intente participar en esos actos.

Expresamos nuestra solidaridad con las víctimas y familiares de las víctimas del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, dondequiera que actos de esta naturaleza hayan ocurrido e independientemente de quienes hayan participado y cometido dichos actos, de quienes lo hayan patrocinado y financiado y de las motivaciones que se aleguen como pretexto a tales crímenes.

Instamos a todos los Estados a asegurar, de conformidad con el Derecho Internacional, que la condición de refugiado o asilado no sea utilizada de modo ilegítimo por los financiadores, autores, organizadores o patrocinadores de los actos de terrorismo, y que no se reconozca la reivindicación de motivaciones políticas como causa de denegación de las solicitudes de extradición de presuntos terroristas.

Reafirmamos los Comunicados Especiales sobre Terrorismo adoptados en las XIV y XV Cumbres Iberoamericanas y apoyamos las gestiones para lograr la extradición o llevar ante la justicia al responsable del atentado terrorista a un avión de Cubana de Aviación en octubre de 1976, que causó la muerte a 73 civiles inocentes.

Reafirmamos el valor de la extradición como herramienta esencial en la lucha contra el terrorismo y exhortamos a aquellos Estados que han recibido solicitudes de extradición de terroristas presentadas por Estados miembros de nuestra Comunidad, que procedan a considerarlas debidamente, con pleno apego al marco legal aplicable.

Llamamos a todos los Estados que no lo hayan hecho, a que consideren la posibilidad de formar parte, urgentemente, de todas las convenciones y protocolos relativos al terrorismo, para cumplir con las obligaciones derivadas de dichos instrumentos, así como también de todos los acuerdos internacionales que los compelen a prestar asistencia jurídica, enjuiciar y penalizar con prontitud y de manera apropiada, a quienes financian, patrocinan, participan y cometen, actos terroristas, siempre con estricto apego al Derecho Internacional y con respeto a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario, y la legislación nacional de cada Estado, en particular, los cometidos contra medios públicos de transporte de carga o pasajeros, contra representaciones diplomáticas, instalaciones turísticas u otras instalaciones públicas.

Seguiremos trabajando para adoptar las medidas que sean necesarias y adecuadas y conformes con nuestras respectivas obligaciones en virtud del Derecho Internacional a fin de prohibir por ley la incitación a cometer actos terroristas y prevenir las conductas de esa índole.

Solicitamos a los Estados que en el marco de las Naciones Unidas cooperen para llegar a un acuerdo sobre un convenio general contra el terrorismo internacional y concertarlo, resolviendo las cuestiones que todavía subsisten como un obstáculo para el logro de la Convención incluyendo las relativas a la definición jurídica y el alcance de los actos abarcados por el convenio, a fin de que pueda servir como instrumento eficaz de lucha contra el terrorismo.

XVI Cumbre

Cumbres y Conferencias Iberoamericanas
Buscador | Mapa del sitio | Contactar
| Página inicial OEI|