Webinar Matematicas banner

Así ha sido el webinar «Matemáticas en casa: multiplicando aprendizajes»

Ciencia . 20/05/2020
Tamaño del texto + -

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), junto con la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemática (FESPM) y la Federación Iberoamericana de Sociedades de Educación Matemática (FISEM) realizaron este martes, 19 de mayo el webinar Matemáticas en casa: multiplicando aprendizajes, que contó con la participación de expertos de las instituciones organizadoras, y cuyo objetivo era analizar y reflexionar sobre los retos a los que se enfrenta la enseñanza de las matemáticas en esta coyuntura de la pandemia.  

El encuentro fue moderado por Juan Carlos Toscano, Técnico de Educación Superior, Ciencia y Formación Profesional de la OEI, quien en su introducción reiteró el valor universal de las matemáticas, indicando que es la materia que más suele necesitar asistencia de los docentes en el proceso de aprendizaje. A su vez, expuso a los asistentes la creación de un microespacio con recursos de libre acceso para la enseñanza de las matemáticas creado conjuntamente por la OEI, FESPM y FISEM y que ha sido puesto a disposición de las administraciones educativas, los docentes, los estudiantes y sus familias. 

 

 

Claudia Lázaro, Secretaria de Relaciones Internacionales de la FESPM, comenzó el primer bloque de intervenciones advirtiendo que se presenta un gran reto en la educación, ya que se va a tener que compartir la modalidad presencial y a distancia. Durante su presentación, explicó el proyecto Math City Map, herramienta que en España y Europa está empleándose para para hacer rutas matemáticas en la calle y que ofrece un aula digital que permite el contacto con el alumnado.  

A continuación, Gustavo Bermúdez, Presidente de la FISEM y de la Sociedad de Educación Matemática de Uruguay (SEMUR), explicó la situación que se vive en Uruguay con relación a la enseñanza de las matemáticas y el papel que ha tenido el plan CEIBAL en ese país, el cual dotó a gran parte del alumnado del sistema público de educación con una computadora para seguir las clases desde casa. A pesar de esto, “unos 50.000 niños no tienen acceso a Internet” comentó. Asimismo, resaltó la gran incertidumbre que existe entre el gremio de los docentes de matemáticas ante la certeza de que “la virtualidad ha llegado para quedarse”.  

Por su parte, Onofre Monzó, Presidente de la FESPM, señaló que la relación con el entorno y el aprendizaje compartido es esencial y no se puede sustituir por la enseñanza virtual, apelando a la necesidad de la manipulación, el contacto y la sinergia cuando a las matemáticas se refiereLa clase virtual no permite interacción, ni resolución de dudas”. En ese sentido, hizo un llamamiento para evitar lo que denominó “la brecha idiomática”, al resaltar que la mayoría de herramientas virtuales de apoyo a las matemáticas que se han desarrollado están en idioma inglés: “hay que dar lugar a las lenguas iberoamericanas en el desarrollo de herramientas digitales en el campo de la matemática”, indicó Monzó.  

José Luis Muñoz, Presidente de la Sociedad Madrileña de Profesores de Matemáticas, advirtió que la pandemia ha puesto tres grandes problemas de manifiesto: el contenido de los currículums (pensados principalmente para la educación presencial); la competencia matemática del alumno y, por último, la competencia digital de los profesores como aspecto fundamental para garantizar la calidad de los procesos de enseñanza matemática en ambientes virtuales.  

Por su parte, Lluís Bonet, docente de matemáticas del IES Mare Nostrum Alicante, centró su intervención en la importancia de hacer el seguimiento de los procesos de cada estudiante implementando un plan de trabajo productivo durante las sesiones virtuales que, en su mayoría, propicie la creatividad del alumnadoIgualmente, recalcó la necesidad de hacer un control de la parte afectiva “tan necesaria para los alumnos, pero también para los propios docentes”, concluyó 

Seguidamente, José Manuel Dos Santos, del Instituto GeoGebra de Portugal, hizo una reflexión sobre el papel de la ética en la enseñanza de las matemáticas, destacando la necesidad de fomentar en los estudiantes este valor, ante la falta de mecanismos de los docentes para verificar los procesos pormenorizadamente. De igual manera, resaltó el desafío que se presenta ante la comunidad educativa, ya que, si el futuro la enseñanza es bimodal, tiene que poder existir una planificación previa y concienzuda de lo que se enseñará online y lo que se enseñará en presencial. 

Por último, Agustín Carrillo de Albornoz, Secretario General de la FESPM y de la FISEM, resaltó la importancia de los bancos de recursos para la enseñanza matemática, planteando la necesidad de aumentarlos y fomentarlos de manera activa: si queremos que el profesorado haga una enseñanza virtual hay que formarlo en esas herramientas, añadió.